Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

Artículos

Artículos

Trabajar en una startup tras el coding bootcamp de Skylab

17 · May · 2019

Fluttr es una startup con oficinas en Barcelona Activa que busca mejorar los procesos de selección de perfiles técnicos. Alessandro Franzi, su CTO, junto a su socio y CEO Amleto Montinari, quieren introducir aspectos motivacionales y minimizar los procesos repetitivos en la forma de hacer de hoy en día. Su punto de vista es que una persona es mucho más que un CV. Hay muchas cosas que se pueden medir pero muchas otras no. Fluttr te ayuda a encontrar la motivación y actitud además de la experiencia en una persona. ¿Trabajas 8 horas o luchas 8 horas?

Como descubriremos más adelante, esta misma filosofía la aplican en sus criterios de selección.

Peculiaridades de la vida en una startup

A diferencia de empresas más grandes (como puedes ver en el artículo que escribimos sobre alumnos de Skylab en Atrápalo) una startup es una empresa que busca un modelo viable de negocio y su estructura requiere un perfil multidisciplinar. Esto hace que todos tengan que sumar esfuerzos en distintas areas y se está muy cerca del día a día de otros departamentos (marketing, negocio, etc). 

Nuestros alumnos viven así la experiencia: "Lo bueno de ser pocos es que estás cerca de cosas como Java, DevOps… también te enteras de temas de negocio… Es muy gratificante". Pero también tiene momentos duros: "El producto es parte de ti, pero es un reto continuo porqué estás en situaciones incómodas continuamente. Si tienes ansiedad, igual no es lo mejor...", dicen sonriendo.

El aterrizaje en una startup

A finales de 2017 uno de nuestros alumnos, Oscar, se unió a sus filas. Más tarde, a mediados de 2018, Alex (quien fue también profesor asistente en Skylab) se incorporó al equipo.

"La primera setmana fue muy dura"- nos comentaban tanto Oscar como Alex. "Las dos o tres primeras son bastante estresantes porqué quieres hacerlo bien y no tienes muy claro el nivel que esperan de ti. Nos auto-presionábamos mucho aunqué el feedback que nos daban era muy bueno".

Su trabajo en Fluttr empezó con tareas pequeñas que les sirvieron para comprender la arquitectura de la plataforma: cambiar un texto, modificar un botón, un enlace, una llamada nueva a una API, algo que disparara una acción de Redux, etc. Dominar todo el flujo de archivos es importante en las primeras semanas. A los pocos meses, ya trabajan con páginas complejas como las reviews a un candidato, mostrar los resultados de los tests... Gráficas, diseño, funcionalidad... "En el fondo es lo que hacíamos en Skylab pero a gran escala", comentaba Oscar.

¿Qué ven las empresas en nuestros alumnos?

"A parte que son listos, Alex y Oscar han salido de la Coding School correcta", empezaba Alessandro. "Cuando salí de la universidad mi cv estaba vacío pero tenía muchas ganas. En Fluttr buscamos o experiencia o ganas. La motivación es importantísima y como jefe soy también responsable de eso. Mi primer jefe era súper bueno y cambió mi carrera profesional. Si te encuentras un jefe apasionado, harás que la gente aprenda pasión. Los Skylabbers son los perfiles más interesantes: listos para escuchar, son humildes y tienen muchas ganas de aprender. Como juniors no pueden conocerlo todo, así que la actitud tiene que ser la correcta".

La coding school correcta

Alessandro nos comentaba su primer contacto con Oscar, el primer alumno de Skylab que conoció. "La prueba que hizo Oscar era muy buena comparada incluso con la de programadores seniors. ¡Era algo raro! Le propuse un challenge nuevo y me mandó la respuesta la noche de navidad: motivation superstar!!"

En cuanto al código que hacen al salir de la escuela, Alessandro bromea: "Yo soy muy old-style. Ellos hacen código milenial que va un paso más allá del código clásico. En el fondo, si puedo dormir por la noche significa que el código lo hacen bien". Sobre su rendimiento y encaje en el ritmo de una Start-Up, Alessandro nos decía: "Trabajamos con sprints de dos o tres semanas y el último ha sido el más difícil porqué lo hemos cambiado todo. Los chicos lo han llevado super bien. Hemos cumplido con las fechas y estoy muy contento".

Consejo para los nuevos alumnos

Alex da el siguiente consejo a los alumnos que entren a Skylab: "Cuando haces código hay que tener en cuenta que algún día tendrás que cambiarlo. Tienes que conseguir que cuando haya que cambiar algo sea sencillo. Todo bien separado, como aprendemos en Skylab". A lo que añade: "Que no haya pereza. Si ves que un código se repite, sepáralo. El bootcamp te lo enseña pero no le das la importancia que tiene". Expresivo como siempre termina: "Si no lo haces así, cuando tienes tocarlo te haces mierda 🤯 Es mejor perder un poco más de tiempo y hacerlo mejor. Es una inversión".