Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

Artículos

Artículos

Trabajar como programador

12 · Feb · 2019

¿Qué hace un programador? ¿Cómo se trabaja en un equipo de desarrollo de software? El trabajo de un programador puede parecer que es hacer cosas visualmente bonitas pero, en la mayoría de los casos, el trabajo es mucho más profundo y menos visible. Resolveremos ésta y otras preguntas habituales sobre la profesión a través de la experiencia profesional de algunos de nuestros alumnos.

Àlex Peracaula trabaja para Interficie, una agencia con oficinas en el centro de Barcelona que realiza desarrollos web para distintos clientes como Port Aventura, Danone, Barceló, Linkia, Chupa-Chups, SEAT, McCann y un largo etcétera. Sin experiencia previa en programación, Àlex había trabajado anteriormente como ingeniero industrial en energías renovables en Portugal. Polifacético, uno de sus hobbies es el teatro y compaginó el curso en Skylab con un curso de interpretación en el Institut del Teatre.

La principal tarea que realizan los estudiantes de Skylab Coders en sus empresas es resolver problemas y crear funcionalidades con código. Sobre esto, "me gusta la lógica, resolver problemas... darle al coco para sacarlos" - indica Àlex -. La parte más estética, para él, es el momento de "ponerse los auriculares e ir haciendo hasta que todo cuadre".

Preparados para trabajar en equipo

Al empezar un proyecto se reúne el equipo con el responsable del proyecto (quien ha estado en contacto con el cliente final) y planifican las tareas de las siguientes dos semanas. JIRA y Github son las herramientas que les sirven para repartirse las tareas y gestionar el código con el equipo. "Cada uno se hace una rama con la funcionalidad que está tocando y en las reuniones diarias de seguimiento nos mantenemos todos informados del avance, de los posibles conflictos, solapes, etc". Al terminar una tarea, "hacemos pull request para que el resto de compañeros revisemos el código y así vamos avanzando".

Listos para trabajar y madurar deprisa

Una de las razones fundacionales de Skylab Coders es hacer que nuestros alumnos sean productivos desde el primer momento en sus empresas. Àlex llegó a la empresa tres días después de haber terminado el bootcamp de Skylab Coders de verano de 2018. Ha sido el primero de una serie de cinco alumnos que ahora trabajan en Interficie. Las dos primeras semanas, se asignaba a él mismo pequeñas tareas de React para resolver y así ir entendiendo la arquitectura y el estilo de código. Poco a poco, fue atreviéndose a asumir tareas más complejas. "Estuvo muy bien porqué era yo mismo el que me marcaba un ritmo alto. Empecé a coger tareas difíciles más pronto de lo que me imaginaba y me coloqué en una posición de full-stack".

En poco tiempo se involucró en uno de los proyectos más importantes de la empresa sobre centros educativos e implementó procesos como la inscripción a cursos, la creación de matrículas, etc. Para ello tuvo que haber entendido bien el modelo de datos, los distintos métodos disponibles para trabajar con la base de datos, crear con React todos los formularios necesarios (acordes con la estética del resto de proyectos) de forma que los datos llegaran validados a su destinación.

"Me noto con unas bases muy sólidas, pero hay un mundo de cosas por aprender! Lo bueno es que me siento capaz y seguro, además de estar muy bien rodeado por el equipo. Claro que hay presión, pero también hay un buen rollo y un ambiente de trabajo increíble. Además -continúa- de Skylab salimos con lo último de Javascript. Viendo ahora lo que se usa en el sector, no se puede estar más al día".

Para un proyecto nuevo en el que se tenía que crear de cero un back-end con NodeJS, Àlex y un compañero lo crearon juntos utilizando la técnica de pair programming. En esta fase del proyecto, era necesario entender y crear bien el modelo de datos, y crear un servidor con todos los métodos necesarios para que el desarrollo de front-end pudiera comenzar.

Autonomía y aprendizaje constante

Una de las características que más valoran las empresas en los alumnos de Skylab Coders es su versatilidad y capacidad de adaptación. Del mismo modo que Àlex puede tocar código del front-end y el back-end de los proyectos en los que trabaja, ha aprendido Redux por su cuenta y se encarga de ayudar a nuevos programadores a introducirse en esta tecnología.

Sabiendo que un programador deberá adaptarse a un sector que cambia constantemente o que deberá trabajar en proyectos con distintas tecnologías, procuramos que nuestros estudiantes sean lo más autónomos posible. "Tengo un puntito de orgullo que hace que no quiera molestar a los que me rodean e intento apañarme yo", confiesa Àlex.

Sentado en la mesa de enfrente trabaja Javi, otro exalumno de Skylab Coders que aterrizó en un proyecto de Port Aventura hecho con Ruby on Rails. Con las bases de Javascript, Javi tuvo que aprender esta nueva tecnología por su cuenta y hacer la migración de una gran parte a React. Decenas de miles de personas han pasado ya por estas páginas!

Consejos a los futuros Skylabers

"Aprovechad hasta el último minuto del curso", responde Àlex cuando le pedimos que dé un consejo a aquellos estudiantes que sean admitidos a Skylab Coders. Sonriente termina: "el proyecto final es súper útil para rematarlo todo. Es fácil dejarse llevar por el cansancio... pero no hay que desfallecer hasta el final".