Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

Artículos

Artículos

Trabajar como programador es más que programar

8 · Ago · 2018

Hace pocos días, a pesar de estar en pleno verano, donde los procesos de trabajo se ralentizan, una alumna encontró trabajo en una pequeña empresa del sector salud. No tenía ninguna experiencia previa en código. Había desarrollado su carrera como comercial en el sector retail y durante el proceso de admisiones destacó por su capacidad, pero sobretodo por su empuje y ganas de cambiar su trayectoria profesional.

Nos llamó para darnos la noticia que había superado las pruebas y que firmaba el contrato en un par de días. Había participado en el proceso con desarrolladores más experimentados, consiguendo estar a la par, pero había superado al resto de candidatos por un tema: su actitud. Nos comentó que la habían llamado para darle la noticia y que la habían felicitado por el carácter que había demostrado.

Resolver problemas de código y de equipo

No todos los miembros de un equipo terminarán siendo amigos. Lo se busca en una empresa es que el equipo se coordine y rinda al máximo. Si se crean lazos de amistad, mejor, obviamente!

Es importante que este aspecto se trabaje durante el Bootcamp. Dentro del entorno controlado de la escuela debemos simular el máximo tipo de situaciones reales para sacar todos el máximo aprendizaje y llegar al mercado laboral lo más "fogueados" posible.

En la semana de proyectos en equipo buscamos que los grupos que se forman se alineen, se coordinen, se ayuden y lleguen juntos a un objetivo final. No son los alumnos quienes escogen los grupos, sino que buscamos que a lo largo de esa semana los alumnos convivan con otros compañeros que llevan niveles distintos y sepan gestionar las diferencias.

Las herramientas facilitan el trabajo

Github es una herramienta que utilizamos desde el primer dia de curso. No es un workshop o una charla, sino una herramienta que los alumnos utilizan durante todo el curso. Esta herramienta nos sirve para que comprendan como otras personas van a utilizar su código.

Además de Github, el tipo de código que enseñamos a nuestros está hecho para que sea lo más semántico, modular, reusable y compartible. Haciendo así el código, cualquiera puede aterrizar en el código de otro y entenderlo en el menor tiempo posible.

La actitud ante los problemas

Las mejores herramientas y metodologías del mundo no servirán de nada si no enseñamos a los alumnos a gestionar distintas personalidades. El Bootcamp de Skylab Coders hace que nuestros alumnos aprendan a gestionar la frustración. Saber convivir con problemas es básico para su carrera como desarrolladores web. Necesitamos que su actitud ante este tipo de obstáculos sea el de no quedarse con los brazos cruzados sinó buscar una solución.

Es importante conocerse a uno mismo y al resto de componentes del equipo. Es necesario que las diferencias de opinión se sepan gestionar en pro de que el grupo avance lo mejor y más sólidamente posible. Queremos que nuestros estudiantes sepan discutir estos aspectos y resolverlos durante la semana de proyectos de equipo. La actitud que se necesita en esta semana es la de empujar al máximo, saber adaptarse a distintos ritmos y saber como encajar puntos de vista distintos, cediendo o defendiendo una posición.

Hay, pero, diferencias que los miembros del equipo no pueden o saben resolver. En este caso, se debe usar el criterio de un superior que ayude a tomar la decisión más adecuada. Para ser un buen desarrollador junior, es necesario haber intentado distintas soluciones ante un problema bien definido. Igual que con un problema de código, donde un "no funciona" no es un argumento válido, el equipo y cada uno de sus miembros deben explicar cuál es el problema a resolver y las alternativas que se han planteado.

Volvamos a nuestra alumna y la actitud que demostró en el proceso de selección. El tipo de alumno que queremos entregar al mercado es alguien que sabe percutir contra los problemas, de código o de criterio con sus compañeros, si no conoce la solución la busca, ha intentado varias formas de solucionarlo y, solo en este caso, escala el problema a alguien más senior. Es esta actitud la que hace que nuestros alumnos maduren con rapidez cuando acceden al mercado laboral, porqué esa actitud es la base para poder resolver problemas cada vez mayores y ganar autonomía.