Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

Artículos

Artículos

Las rutinas necesarias para un Bootcamp de programación

13 · Oct · 2017

Se puede aprender programación a través de muchas vías. Ya hemos hablado de ellas con anterioridad. Fórmulas regladas como la Universidad, DAW, etc., o autoaprendizaje con herramientas como Youtube, MOOCs, formación online, etc.

El bootcamp de programación de Skylab Coders quiere llevar al máximo los conceptos "programación" y "bootcamp". Queremos que nuestros alumnos, incluso los que nunca habían programado antes, sean considerados de nivel alto en las pruebas que realicen.

Escoger un Bootcamp requiere un enorme esfuerzo físico y mental por parte de todos los estudiantes. Tiene muchas similitudes con el proceso de preparación de un culturista que pretende ser profesional.

Motivación

La principal razón por la que nuestros estudiantes acceden a Skylab Coders es que quieren prepararse para el mundo profesional. El estado mental es completamente distinto al de alguien que "sólo" quiere aprender a programar. Igual que un culturista, el objetivo no es solo estar en forma, es ganarse la vida con ello.

Todos los alumnos tienen un objetivo que significa un cambio en sus vidas y debe ser el empuje que les ayuda a superar las dificultades de un curso de programación web en formato Bootcamp.

Resistir la frustración

Recibir nuevos conocimientos durante 11 semanas es un proceso agotador. Hay momentos en los que algunos alumnos desfallecen. Durante el curso, saber combatir la sensación de frustración es muy importante. 

En Skylab sufrirás, exige mucha dedicación y paciencia, pero verás los frutos cuando te sorprendas de lo que eres capaz de hacer, habrá un antes y un después, y sobretodo lo disfrutarás muchísimo.

Toni Ruiz - Alumno de septiembre de 2017

Por nuestra escuela han pasado ya casi 100 alumnos. El programa está diseñado para optimizar el aprendizaje y es especialmente duro porqué queremos que nuestros alumnos destaquen al llegar al mercado laboral. Nosotros sabemos que, al final, todos lo consiguen. Los profesores titulares y asistentes buscan que todos los alumnos comprendan cada una de las materias del curso. La experiencia de las diversas promociones nos permite conocer los límites de nuestros estudiantes y ayudamos a cada uno de ellos a llegar a su máximo: igual que un entrenador obliga a un atleta a levantar 10 kilos más de los que se cree capaz de hacer.

No contentarse con lo que se puede hacer durante el día

Durante los casi tres meses que dura el curso, es extremadamente importante trabajar en casa al terminar las clases. Como un atleta con su dieta, los hábitos antes y después de las sesiones lectivas ayudan a completar el entrenamiento. Descansar y practicar es básico para un resultado óptimo.

Las clases en Skylab Coders terminan a las 17h y algunos alumnos se quedan para repasar con otros compañeros con o sin ayuda de los profesores. La mayoría se van a casa donde descansan un rato y terminan los ejercicios que no han podido acabar en clase.

Igual que un bodybuilder, lo que se haga después del gimnasio puede echar por tierra el esfuerzo realizado. Si no se descansa y se recupera bien, o sin una dieta correcta, la siguiente sesión puede ser un fracaso. El bootcamp requiere una disciplina de trabajo y una dieta mental adecuada.

Permitirse algún premio

El esfuerzo requerido durante el curso se merece pequeñas recompensas. Cada viernes tenemos comida en grupo y cervezas con antiguos que vienen a visitarnos después de trabajar. Es la forma de celebrar que hemos superado una semana más del Bootcamp.