Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

Artículos

Artículos

Consejos de una diseñadora gráfica: aprende a programar

1 · Feb · 2017

Soy diseñadora gráfica y multimedia radicada en Barcelona desde 2001. Nací en Avilés, en 1979. Desde siempre me ha interesado todo lo relacionado con el arte y la comunicación, así que para mi el diseño gráfico no es sólo mi profesión, sino una parte fundamental de mi vida. Mi idea del diseño es ayudar a la comunicación de conceptos, al entendimiento entre las personas, de la manera más efectiva posible. Trabajo como diseñadora visual y de interacción en el departamento de Insurance Telematics dentro de Telefónica i+d. Sigo aprendiendo cosas nuevas cada día.

Tengo más de 10 años de experiencia en diferentes campos del entorno del diseño gráfico, tanto en imagen corporativa como en editorial, en gráfica de grandes eventos o en diseño web. Trabajo de manera independiente, pero me adapto bien al trabajo en equipo. Hace unos años me lancé a la carrera propia, trabajando como freelance.

Vienes del mundo del diseño gráfico y te has dedicado durante años a diseño web con clientes como el Grupo Planeta. ¿Ha afectado a tu trabajo el hecho de no ser programadora?

Al principio sí me afectó el hecho de no ser programadora, por supuesto. El saber programar siendo diseñador te da muchísima libertad, e incluso si trabajas con programadores experimentados te permite saber si lo que quieres hacer es viable o no, el esfuerzo que supone… Facilita mucho la relación entre los dos profesionales.

Mi formación inicial fue de diseñadora gráfica. De hecho, cuando yo estudiaba en la Escuela de Artes y Oficios de Oviedo, a finales de los 90, ni siquiera teníamos formación en diseño web.

Me fue llamando la atención cómo se construían las webs y me apunté al algún curso, pero al no seguir usando el lenguaje, se me fue olvidando. En 2004 hice un máster de comunicación multimedia en la Escola BAU de Barcelona, donde sí que teníamos asignatura de diseño web.

Aprendí html y css, así que durante mi etapa con Planeta DeAgostini apliqué estos conocimientos, aunque la mayoría de las webs las hacía con Flash, que podía funcionar sin necesidad de saber programación. A partir de la irrupción de los iPhone, que no admitían archivos .swf, la cosa cambió. Había que hacer las webs completas con programación, así que con html y css no era suficiente. Hice algunos cursos de javascript que me ayudaron mucho, pero nunca he pasado de un nivel básico. 

¿Crees que es un valor añadido saber programar para un diseñador gráfico que hace webs?

Un diseñador gráfico que hace webs es un diseñador digital, y así como debe saber cómo funciona el color o la tipografía en pantalla, también debe conocer muchas más cosas, como animaciones, tiempos de carga, protocolos y más cosas que requieren de programación.

Ahora mismo te diría que más que un valor añadido debería ser un valor obligatorio, aunque sea a un nivel rudimentario. Cuanta más autonomía tengas para diseñar, mejor podrás hacer tu trabajo, o formar parte de un equipo.

¿Es necesario y/o conveniente aprender?

Por supuesto, siempre es conveniente saber todo lo que puedas de tu entorno profesional. Bien para ser un profesional más completo o para tener un flujo de trabajo optimizado con el equipo de desarrollo.

Ahora te has reconvertido a diseñadora UX en Telefónica. El diseño UX es un área que a veces es confusa de entender. ¿En qué consiste tu trabajo?

Lo que llamamos UX se refiere a la experiencia de usuario. Es decir, diseñar cualquier producto o servicio desde el punto de vista de quien lo va a usar, no desde quien lo está produciendo. Dentro del UX hay muchos tipos de profesional: researcher (que se encarga sobretodo de la investigación y los test con usuarios), diseñador de servicios, de producto, de interacción, visual… Y la disciplina no se ciñe sólo al entorno digital, se aplica a muchos otros campos, pero el mío, ahora mismo, es el digital.

Yo ahora trabajo como diseñadora visual y de interacción en el departamento de Insurance Telematics dentro de Telefónica i+d. Estamos desarrollando Drivies (www.driviesapp.com), una app que mide cómo conduces y te ofrece un seguro de coche personalizado. Mi trabajo consiste en diseñar la apariencia visual y la interacción de la app con el usuario, que sea atractiva, intuitiva y fácil de manejar.

¿Cómo es la relación entre el equipo UX y el equipo de desarrolladores? ¿Cómo es el proceso de trabajo?

Por suerte, en mi caso la relación es muy buena. Casi todo el equipo trabajamos en el mismo espacio, así que el trato es muy cercano. Tenemos desarrolladores tanto de iOS como de Android, y hemos ido creando un método que nos resultara ágil a tanto a desarrollo como a diseño.

Entre estos dos campos suelen existir fricciones, normalmente causadas por el desconocimiento del trabajo del otro. Yo procuro diseñar de manera que el desarrollador pueda entender a dónde quiero llegar, y también los desarrolladores me indican si hay una manera mejor de hacerlo, o si no se puede hacer algo, la razón de porqué no se puede hacer. Nos servimos de herramientas que nos permiten estar actualizados en ambos departamentos al mismo tiempo, y que las especificaciones por parte de diseño sean claras, como Invision o Zeplin. Y para que todos estemos en contacto y al día en todo momento, los chats de grupo de Skype nos resultan muy útiles. Pero es el estar codo con codo, hablando, preguntando y mostrándonos lo que hacemos, la clave para poder aprender unos de otros y hacer que todo funcione.

También procuro diseñar de manera modular, consultando con los desarrolladores, de modo que las estructuras, tanto visuales como de código se puedan reutilizar. Otro de los pilares fundamentales para que esta relación diseño-desarrollo funcione de manera ágil (sacamos versión de la app cada 2-3 semanas bajo la metodología lean startup) es basarnos en los estándares de sistema, pero adaptándolos a nuestra necesidades y dándoles la apariencia Drivies.

Un diseñador UX que aprende a programar, ¿tendría ventajas como desarrollador frente a una persona que sólo desarrolla?

Como diseñadora visual, sobretodo, el saber html y css a mi me permite comunicarme con desarrolladores de un modo más fácil, ya que puedo saber, por ejemplo, cómo pasarles los estilos de texto y color en css, por ejemplo, o cómo preparar una estructura responsive de un modo factible.

El tener una estructura visual de lo que quieres hacer creo que ayuda mucho a la hora de plantearse la programación de una web o una app, así que desde luego que tiene ventajas.

¿Es común encontrarse con diseñadores que saben programar o que orientan su carrera a la programación?

Desde mi punto de vista, desde luego que sí. Ahora mismo los estudiantes salen muy preparados de las escuelas, y también los profesionales tienen medios e inquietud por seguir formándose continuamente. En una profesión como la nuestra estar al día es fundamental.

¿Qué opinas de un curso como el que ofrece SkylabCoders? ¿Crees que puede aportar valor a un diseñador como profesional?

El curso que ofrecéis es muy completo. Enfoca cada bloque como un proyecto definido, lo cual a un diseñador le puede funcionar como un briefing, para poder ir pensando estructura de contenido y a la vez tener libertad creativa a la hora de ponerse con el diseño.

Es importante no sólo el enseñar a programar, sino a hacerlo bajo metodologías concretas, que es muy importante para trabajar en equipo, porque al final todos formamos parte de un equipo, y otra cosa importante es que también enseñáis a documentar, de modo que si otro desarrollador, o uno mismo después de un tiempo, puede trabajar sin problemas con ese código.

Me parece también muy interesante que utilizáis varias herramientas y frameworks, de modo que uno puede optar por usar una u otra, según necesite. Lo importante es saber planificar y estructurar los proyectos, y conocer las herramientas para poder escoger la que más convenga.