Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

Artículos

Artículos

Como crear un equipo de alto rendimiento

28 · Feb · 2019

Uno de nuestros estudiantes nos comentaba hace pocos días "no sé como lo hacéis, pero el grupo es impresionante". Fue curioso porqué la misma semana, dos compañeros más nos felicitaron también y un alumno de la promoción anterior nos dijo lo mismo del suyo. Diseñar grupos así no es nada sencillo. Hay muchísimos factores que afectan y que hay que tener en cuenta para que este aspecto impacte en la formación y las carreras de nuestros alumnos.

Skylab y los compañeros del bootcamp siguen estando mucho tiempo después de terminar el curso. Ayudándote si lo necesitas, realizando meetups, poniéndote en contacto con gente que te puede ayudar en tu carrera, siempre puedes ir a pedir apoyo y consejo.
Paco Fernández - Alumno de Septiembre de 2018

Queremos transmitir el rigor, calidad y perfeccionismo que definen las personas y la experiencia Skylab. Creamos un contexto altamente exigente para que nuestros alumnos se enfrenten a un reto que les lleve al máximo de sus capacidades y superen sus propios límites.

Para conseguir crear un equipo de alto rendimiento, necesitamos entregar un grupo compacto (aunqué diverso) a los profesores del Bootcamp. Así conseguiremos una buena velocidad de crucero y llevaremos los grupos a su máximo. Una vez iniciado el curso, aplicaremos técnicas muy específicas de dinamización y docencia, pero el trabajo empezó meses antes del inicio de cada curso en el Departamento de Admisiones.

La selección de la materia prima

Cerramos las admisiones a nuestros cursos con varios meses de antelación. Necesitamos poder llevar a grupos no demasiado grandes aun nivel muy alto de conocimiento. Para ello, organizamos grupos de alrededor de 20 estudiantes y necesitamos que todos puedan prepararse con bastante antelación antes de empezar el bootcamp. La elección de los candidatos y su preparación previa es algo que determinará el resultado final de cada promoción.

No buscamos experiencia previa en programación o estudios relacionados. En nuestros futuros alumnos buscamos otros aspectos mucho más difíciles de medir, pero como elemento básico necesitamos que nos demuestren (para empezar con la forma como se preparan para la prueba de acceso) que no solo quieren aprender a programar sino que quieren ser programadores. 

Diana Expósito, responsable de Admisiones, y David Monreal, fundador de la escuela, ponen en práctica su experiencia de casi 15 años en el sector de los RRHH (en empresas como InfoJobs o Team-EQ) para confeccionarlos. Habiendo realizado cursos en formato bootcamp desde 2016 es fácil reconocer las características que deben tener los aspirantes para ser programadores de Skylab.

Es importante entender a cada uno de los aspirantes en su totalidad. Durante casi tres meses, unas veinte personas con experiencias académicas, profesionales y vitales muy distintas convivirán para conseguir un objetivo común: terminar el Bootcamp de Skylab lo mejor preparados posible para conseguir un empleo como desarrolladores web. Esta sensibilidad y la visión holística de la persona, en la que se tiene en cuenta su motivación, capacidad (de trabajo, de aprendizaje), personalidad, nivel técnico inicial, etc. nos permite ir diseñando los grupos y es uno de los "ingredientes secretos" del éxito de las promociones de Skylab.

Además, hay factores externos a los alumnos, que son dinámicos, pero que pueden afectar directamente al rendimiento de cada persona o del grupo: el tiempo que falta para empezar el curso, el nivel y la personalidad del resto de miembros que ya conforman el grupo, etc.

Entendiendo el nivel previo de los alumnos, el nivel requerido para empezar el curso y el nivel al que llevaremos a la promoción, podemos ayudar a los estudiantes a decidir su camino más óptimo. En alguna ocasión hemos aceptado a alumnos pero no para el primer curso con plazas disponibles sino para el siguiente. Otras veces incluso ofrecemos alternativas distintas a nuestra escuela.

Si un alumno obtiene la admisión a Skylab Coders Academy es porqué creemos que puede conseguir llegar al nivel que las empresas esperan de un alumno de la escuela si sigue los pasos que vamos marcando con el tiempo que los vamos marcando.

El curso empieza con tu admisión

El acuerdo para llegar al final debe ser mutuo: nosotros haremos nuestro trabajo, pero requerimos que los alumnos hagan el suyo. Al iniciar la fase presencial de nuestros cursos (el Bootcamp en sí) el grupo estira de sus miembros y el nivel de trabajo e implicación es altísimo. Antes de empezar, desde casa, por mucho que los profesores empujen y "chinchen" a los alumnos, es más complicado. Es importante que cada alumno entienda que su admisión a la escuela ha tenido en cuenta muchos aspectos, entre los cuales, el tiempo que tiene disponible para prepararse bien.

En alguna ocasión, tras no cumplir con las entregas del curso de preparación y poner en peligro la consecución del nivel requerido para el inicio, hemos acordado con algún alumno posponer el inicio del bootcamp. No nos importa empezar con un grupo más reducido si asegura que todos van a llegar al final con el nivel adecuado.