Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

Artículos

Artículos

Coding Bootcamp para diseñadores

14 · May · 2016

Algunas de las personas que realizan el curso en Skylab Coders provienen del diseño web. Han estudiado o trabajan en el diseño de páginas web pero el nivel de competencia ha hecho que los salarios disminuyan con el tiempo y quieren añadir conocimientos a su experiencia para dar un salto profesional.

Como ya hemos comentado alguna vez, la alta demanda del mercado para perfiles de programación ha hecho que las franjas salariales para programadores subieran en los últimos años. En el estudio de mercado de InfoJobs del año 2015, se observó que el volumen de ofertas se ha multiplicado por dos. También podemos observar que el hecho de ser "programador" permite dar a los diseñadores un salto de franja salarial.

Algunos de los estudiantes de Skylab Coders provienen de algunas de las principales escuelas de diseño en Barcelona como Eina o Elisava. La industria online no sólo espera de un diseñador que sepa hacer webs con gusto sinó que espera que tenga conocimientos orientados al negocio online (lee la entrevista a Pau Escofet de Accenture). En Skylab Coders Academy no sólo enseñamos programación web sinó que enseñamos lo necesario para aplicar todos estos conocimientos en un negocio online.

La función guia a la forma, no al revés

Los diseñadores no sólo tienen que saber diseñar webs visualmente atractivas sinó que esas webs tienen que servir a objetivos de negocio: que sepan hacer entender a los usuarios el producto o servicio que la empresa le ofrece y que sepan guiarlos hacia un punto concreto del modelo de negocio. Pensemos en el diseño de un Walkman o los electrodomésticos Braun: quizás no son los más bonitos, pero son tremendamente intuitivos.

En el mercado encontraremos algunas ofertas para diseñadores bajo el nombre de UX (user experience, experiencia de usuario), en las que es importante saber diseñar flujos de comportamiento que hagan que los usuarios tengan el comportamiento deseado (se registren, descarguen una app o compartan un contenido).

Durante el curso de web development tendremos charlas de responsables de UX de empresas como InfoJobs o King que nos hablarán de la importancia de saber diseñar correctamente la forma como una web lleva a un usuario de un punto a otro.

Hechos, no palabras

Como consecuencoa del punto anterior, uno de los conocimientos que obtienen los profesionales que vienen de esta rama en Skylab Coders Academy es poner números al diseño: saber si los usuarios hacen mejor o peor lo que esperamos que hagan. Para ello, en Skylab Coders enseñamos como sacar métricas del comportamiento de los usuarios, realizar tests en grupos distintos para comparar resultados, etc.

Si guardamos el comportamiento de dos grupos de usuarios en una base de datos podemos decidir qué diseño funciona mejor. De esta forma, las discusiones sobre si un diseño es más o menos bonito terminan y se toman decisiones basadas en números.

Ser autónomos y poder llegar más lejos

Para realizar los experimentos anteriores, son necesarios conocimientos básicos de programación. Una de las herramientas que más valoran las empresas en un diseñador es que sepa programar en Javascript para sí poder realizar webs más atractivas y que puedan interactuar con el usuario.

Javascript es el lenguaje que utilizan las webs más dinámicas para realizar transiciones, mejorar la interacción, etc. Si un diseñador es capaz, por si solo, de hacer programas básicos en Javascript para mejorar esa interacción con los usuarios, es mucho más atractivo para la industria. En Skylab Coders Academy aprenderás NodeJS que permite, con el mismo lenguaje de programación, poder guardar datos en una base de datos si lo necesitas.

La razón principal de que estos conocimientos son importantes para una empresa es que un diseñador no necesita el 100% de soporte de los programadores que, habitualmente, están más centrados en programación pura de otras partes del negocio. El hecho que un diseñador tenga fundamentos de programación lo hace mucho más versátil y es perfecto para trabajar en un equipo de ingenieros, ya que el trabajo que entregará a la siguiente fase del desarrollo de producto está mucho más terminado.