Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

Artículos

Artículos

Buenas prácticas en la selección de desarrolladores junior

28 · Nov · 2019

Cada tres meses acceden, a través de Skylab Coders Academy, 20 nuevos programadores web al mercado laboral. La mayoría de ellos en calidad de programadores junior. En ese momento empiezan a recibir llamadas, apuntarse a ofertas, hacer entrevistas, pruebas de código, etc. Algunas empresas con las que contactan entienden muy bien la situación de un programador novel y sus procesos de selección (aunqué no prosperen) están pensados para ayudarles a mejorar. Detallaremos aquí algunas de las mejores prácticas que hemos observado en estos procesos.

Entender quien tiene que ser hoy para crecer mañana

Algunas de las empresas conocen perfectamente el rendimiento que puede dar un programador junior. Algunas de ellas tienen exalumnos de la escuela y quieren incorporar más perfiles como ellos cuando hay que cubrir posiciones junior.

A lo largo de los procesos de selección seleccionan a los estudiantes por dos criterios principales que marcarán el potencial y el crecimiento de un programador: fundamentos y actitud.

  • Fundamentos: es muy importante que el desarrollador junior tenga bien entendidos los fundamentos de programación de almenos un lenguaje. Un junior no tomará decisiones a nivel de arquitectura o solucionará los problemas de la forma más óptima, pero tiene que estar lo suficientemente preparado como para saber ir de forma autónoma en un camino u otro cuando un programador senior marca la linea a seguir. Quizás optaría por usar "template-string", pero sabrá usar la API del DOM si se decide avanzar por allí... o bien optará por una arquitectura  pero sabrá adaptarse a cualquier otra que le propongan.
    En este aspecto son muy interesantes las revisiones de sus pruebas técnicas: detectar si algún posible error proviene de la inexperiencia o de la falta de conocimientos permite discernir entre un junior con potencial de uno que viene con malas bases y tendrá una evolución más lenta. 
  • Actitud: algunas empresas lo llaman "pasión", pero preferimos llamarle actitud. No hace falta vivir con código las 24h del día, pero es necesario detectar la capacidad de trabajo, la curiosidad, el interés por crecer, etc.
  • Actitud II: el interés por aprender pasa por tener una actitud de escucha. Tienen que saber expresar sus opiniones a la vez que encajar el feedback de los miembros más experimentados del equipo. 

Entender lo que necesita en este momento de su carrera

Un programador sin experiencia busca, precisamente, adquirir experiencia (poner en práctica sus conocimientos) y adquirir nuevos conceptos. Como comentábamos en el apartado anterior, llegando al mercado con buenas bases se dan cuenta que pueden aprender con relativa facilidad nuevos conocimientos.

En la descripción de la oferta, en las primeras llamadas y en las entrevistas, algunas empresas detallan con mucho detalle todos aquellos procesos que hacen que un junior pueda crecer en su compañía:

  • Mentoring: es habitual rodear a los programadores junior de developers con más experiencia. Algunas empresas tienen procesos que buscan acompasar lo más rápidamente posible a los nuevos programadores. Esto requiere una inversión de tiempo y, por eso, en Skylab Coders buscamos que nuestros estudiantes tengan el máximo nivel de autonomía posible, con lo que son capaces de hacer debugging, buscar y probar soluciones y pedir ayuda solo después de haber probado varias alternativas. De este modo, minimizamos las interrupciones que puedan generar al día a día de un programador experto.
  • Feedback: algunas empresas trabajan muy bien la devolución de las pruebas de código. Algunas, incluso, se toman la molestia de detallar al candidato las razones por las que le han descartado y le señalan las líneas de código en las que ha cometido errores, le proponen áreas de mejora e incluso lecturas para que pueda mejorar. 
  • Formación: Una vez en la Compañía, algunas empresas ofrecen formación online o presencial a los programadores junior para que incorporen nuevos contenidos, se adapten a las tecnologías de la empresa, etc.

Mejores prácticas en selección de perfiles junior

Al terminar el curso de Skylab Coders, los estudiantes empiezan el proceso de búsqueda de trabajo y de escoger entre las ofertas que reciben. Algunas de las empresas con las que colaboramos tienen procesos con los que mantienen al candidato informado de cada paso, los timings, etc. Saben que el trato en el proceso es un reflejo muy importante del ambiente que se respira en la compañía y puede ser un gran atractivo para cualquier programador que valora la calidad del equipo con el que trabajará. Entienden que son personas que han estado almenos tres meses focalizados en su preparación, sin ingresos económicos, y que necesitan recuperarlos lo antes posible.

Pero también hay una parte de la "etiqueta" que recae en nuestros estudiantes! Por nuestra parte, durante las sesiones de preparación para el mercado laboral, el equipo de Skylab desmitifica la figura del reclutador y explica a los alumnos como gestionar correctamente estos procesos: su actitud en las entrevistas, como gestionarlas para obtener el máximo de información, qué detalles tener en cuenta en las pruebas técnicas para mostrar todo su potencial, como valorar y comparar las propuestas que reciben, evitar la precipitación, gestionar con educación los procesos que rechazan, etc.