Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

Artículos

Artículos

¿Vale la pena invertir en un curso de programación?

19 · May · 2016

Invertir o no en formación es una decisión personal de cada uno. Hay que tener los ahorros, el tiempo, un objetivo y la motivación para ir a por él. Es importante también comparar los caminos a través de los cuales se puede llegar a ese objetivo. Una de las métricas importantes a tener en cuenta es el retorno de la inversión realizada.

Ya hemos hablado alguna vez del enorme crecimiento del sector online y de la creciente demanda de programadores. Los estudios de InfoJobs de 2015 ya hablaban que los perfiles de desarrollador web han sido los más demandados por el mercado; y esta misma tendencia se repite en el informe de 2016.

Basándonos en información de mercado, actualmente (mayo de 2015) un programador que accede a su primer trabajo lo hace con un salario de entre 18.000 y 20.000€. Lo interesante es la evolución de la franja salarial en sus primeros años de experiencia:

  • Programador junior sin experiencia: 18.000€ - 20.000€
  • Programador con un año de experiencia: 22.000€ - 26.000€
  • Programador con dos años de experiencia: 28.000€ - 30.000€.

(Puedes leer nuestra actualización del estudio salarial para programadores de 2017 en esta página).

Algunos de los alumnos de Skylab Coders provienen de ingeniería informática (en la UPC o la UAB), ciclos medios y superiores de FP (Desarrollo de Aplicaciones Web -DAW-, por ejemplo) u otras escuelas de programación (como Seeway o CepiBase). Acuden a Skylab porque necesitan profundizar en programación web y conocer las tecnologías modernas que se encuentran en las ofertas de trabajo que no forman parte del temario de la formación tradicional.

Otros vienen de ramas tan lejanas como la filosofía, la mecánica, el marketing, etc. y no tienen experiencia previa alguna, pero en Skylab Coders buscan un camino seguro hacia las tecnologías con más demanda e iniciar con nosotros su carrera como programadores.

Si nos fijamos en los datos del mercado, las franjas salariales no oscilan mucho dentro de los niveles de experiencia. Un programador recién salido de un Coding Bootcamp tiene la misma experiencia en el mercado que un Ingeniero Informático: muy poca. Trabajando con proyectos reales es donde un programador puede ir saltando de rango salarial si demuestra capacidad para resolver problemas de forma autónoma.

En Skylab Coders incorporamos proyectos con empresas dentro del curso para que nuestros estudiantes puedan empezar a demostrar experiencia resolviendo problemas reales y demostrar así sus aptitudes. De este modo, conseguimos que nuestros alumnos se sitúen mayoritariamente en rangos salariales superiores en sus primeros trabajos.

Retorno de la inversión

El precio de los principales Coding Bootcamp en España oscila entre los 5.500€ y los 7.000€. En Inglaterra pueden ser mucho más caros y en Estados Unidos pueden llegar a costar hasta 20.000€. Así pues, incluso con el Bootcamp más caro de España, el tiempo para recuperar la inversión requerida es de menos de seis meses.

Hay otras formas para aprender programación que pueden ser más baratas, pero el retorno de la inversión no está al nivel de los cursos presenciales. La fórmula presencial con mentores profesionales y conexión con la industria es la forma más eficiente para poder trabajar como web developer.

El factor tiempo

Dentro de la ecuación de la inversión hay que incluir también el tiempo invertido en conseguir el objetivo. Convertirse en programador web a través de un Ciclo Formativo o un Grado en Informática significa invertir de dos a cuatro años de preparación y el coste que la matrícula de cada año comporta. Con un curso de programación web intensivo, la inversión oscila entre 8 y 12 semanas.

Teniendo en cuenta todos estos factores, los Programas Intensivos de Programación son la forma más eficiente para acceder al mercado o para dar un salto en tu carrera profesional.