Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

Artículos

Artículos

El bootcamp lleva a cada uno a su máximo

9 · Jul · 2018

El diseño de cada uno de los grupos que entran a las distintas ediciones de nuestro programa hace que personas con y sin experiencia convivan y aprendan juntos durante el Bootcamp. Aquellos que han programado antes aprovechan el curso para afianzar sus conocimientos, aprender las mejores prácticas y metodologías de desarrollo de software, y para aprender nuevas tecnologías durante las tres semanas finales de proyecto individual.

Tres FPs y el Bootcamp

Mikel vino al coding bootcamp de Skylab Coders en Barcelona después de cursar dos ciclos formativos en el País Vasco y haber trabajado como programador. Lo que buscaba era dar un cuarto de vuelta a los conocimientos que ya tenía, profesionalizar su código y aprender herramientas avanzadas.

Durante el curso, Mikel fue uno de los referentes para sus compañeros, quienes le propusieron para quedarse como profesor asistente para la siguiente promoción.

De esta forma, necesitábamos que Mikel fuera más allá del mínimo académico de Skylab Coders y en su proyecto aplicara tecnologías que no explicamos en las semanas anteriores al proyecto final. Así pues, en su proyecto final, Mikel hizo una aplicación para gestionar la tradición del Pintxo-Pote: una tradición gastronómica en el País Vasco. Puedes reservar los pintxos de distintos bares de Bilbao y que cada bar conozca (en tiempo real) los distintos pedidos que tendrá que preparar cada día. Puedes ver su aplicación en esta página de Heroku.

En su proyecto aplicó ReactJS en el fronend, sockets que hacían que todo funcionara en tiempo real, pero... ¿dónde está el secreto de la aplicación de Mikel? En la renderización en el servidor.

¿Qué es el renderizado en el servidor?

Históricamente, aplicaciones hechas con PHP, Java o Python, se ejecutaban en el servidor. Este tipo de aplicaciones eran muy útiles para indexar contenido correctamente en Google u otros buscadores. Las aplicaciones con Javascript no funcionaban en la parte del servidor hasta la llegada de NodeJS. Así pues, con Javascript se pueden crear aplicaciones llamadas isomórficas. Las aplicaciones isomórficas son aplicaciones que se ejecutan de la misma manera en el cliente como en el servidor.

En el bootcamp utilizamos herramientas como PUG, que nos permite que los robots de Google indexen bien una aplicación hecha con Javascript. Mikel creó la infraestructura de servidor que permitía que NodeJS ejecutara el mismo código de ReactJS y Redux que utilizaba en el front-end.

Un bootcamp que lleva a cada uno a su límite

En Skylab tenemos muy claro cual es el nivel que las empresas esperan de nuestros estudiantes. Nuestro objetivo es que TODOS lo superen y consigan un trabajo a las pocas semanas de terminar el curso. Igualmente, buscamos comprender las fortalezas y puntos débiles de cada alumno para que se lleve el máximo del curso.

Para alumnos como Mikel no queremos que lleve al máximo la parte tecnológica sino que buscamos que trabajen la parte formal del código. Como ya habíamos visto con el proyecto de Víctor, a Mikel le pedimos que su código fuera muy pulcro, bien modularizado, comentado, testeado, etc.

Necesitamos que nuestros alumnos no solo destaquen por las tecnologías que utilizan sino que lo acompañen por un código que transmita que sabrán trabajar de forma ordenada y adaptarse a las estructuras que un equipo utilice. Para ello necesitamos que entiendan porqué un código debe documentarse, modularizarse, testearse y separarse por las distintas capas. Cada empresa utiliza sus propios criterios a la hora de hacer código, así que nuestros alumnos saben adaptarse a los estilos de sus nuevos equipos de trabajo.

Si quieres ver el tipo de código que enseñamos a hacer en Skylab Coders, puedes ver el que hizo Mikel para su proyecto en GitHub.