Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

Artículos

Artículos

Comparar Coding Bootcamps

13 · Mar · 2018

Los coding bootcamps se originaron en Estados Unidos a mediados de la primera década de los 2.000. Desde entonces, el sector ha tenido una evolución rapidísima y se ha intentado regular desde distintas instituciones públicas y privadas.

El crecimiento ha sido tal que publicaciones como Forbes han escrito artículos sobre los problemas que puede generar la financiación pública de esta industria. Las facilidades de acceso han generado que muchas escuelas basen su modelo de negocio en estas ayudas públicas y se fundamenten menos en los resultados obtenidos por sus estudiantes y el retorno que estos obtienen de la inversión.

La administración Obama creó el proyecto EQUIP (Educational Quality through Innovation Partnerships), en el que proponía facilitar el acceso a este tipo de educación. Uno de los puntos clave era la calidad de esta educación: 

Quality Assurance: The extent to which the proposed quality assurance processes have the potential to address key questions about how best to evaluate and ensure the quality of these programs and nontraditional providers.

Falta de estándares

La educación reglada consigue estandarizar los conocimientos debajo de cada título o escuela. Un grado Superior o una Ingeniería es prácticamente igual independientemente de la escuela en la que se curse. 

El concepto "bootcamp" no supone ningún estandar en la calidad de la formación, el método formativo o las salidas profesionales.

La principal preocupación del sector ha sido la necesidad de sentar unos estándares que garanticen la calidad de este tipo de educación. Para ello se creó CIRR (Council on Integrity in Results Reporting), cuya misión es la de garantizar unas metodologías comunes de medición de los resultados de los alumnos de cada escuela. No ha conseguido mucha tracción, pero señala el principal problema de este modelo: debajo del título CODING BOOTCAMP hay mucha variedad.

En esta misma linea, han aparecido agregadores de opiniones como SwitchUp o CourseReport. Si bien este modelo destapará los cursos que son incapaces de cumplir unos estándares mínimos, plantea un problema: la incapacidad de comparar dos cursos.

El demonio está en los detalles

Cualquier curso bien planteado supondrá un reto para cualquier alumno. Todos los contenidos son nuevos para la mayoría de los estudiantes, el ritmo es muy elevado, un grupo bien gestionado creará camaradería y la experiencia será espectacular.

Cuando comparamos los temarios de las principales escuelas veremos que todas son exactamente iguales. En el caso de Javascript podremos observar que los curriculums contienen:

  • HTML
  • CSS
  • Javascript
  • jQuery
  • Frameworks
  • Servidores
  • Bases de datos

Algunos de ellos incluirán otras palabras como:

  • Git o Github
  • TDD
  • CLEAN code

Para una persona que quiera aprender a programar es prácticamente imposible comparar dos cursos poniendolos temarios uno junto al otro.

El programa de Skylab Coders es más largo que el de otras escuelas porqué buscamos que nuestros alumnos trabajen dos ejes: uno vertical con las tecnologías, y otro horizontal con las metodologías y los principales conceptos de ingeniería de software aplicados a todas las tecnologías que se tratan en el curso.

Entrar a trabajar en el sector del desarrollo web es fácil...

Cualquier programa de desarrollo web que esté en la parte alta de los rankings asegura que los alumnos que accedan al mercado laboral podrán desempeñar su tarea. Saber hacer una aplicación web con HTML, CSS, Javascript, Angular o React tiene una salida laboral.

Las mayores diferencias no están en las tecnologías o los programas por si solos sino en el profesorado y el método educativo. Lo que permite a los alumnos flotar o nadar en el sector proviene principalmente de la profundidad con la que aprendan las tecnologías y metodologías del sector. Para ello es importante que no solo aprendan el "como" sino que comprendan el "porqué". Eso les permitirá aprender nuevas tecnologías y resolver problemas de mayor complejidad.

... mientras que progresar no lo es tanto.

Nuestra misión es la de conseguir que nuestros alumnos obtengan una madurez profesional en el menor tiempo posible. Por un lado depende de las aspiraciones de cada uno, pero la forma como enseñamos está orientada a que no solo sean capaces de realizar una aplicación web profesionalmente sino que tengan la perspectiva suficiente como para abordar problemas nuevos por si solos.

Es la capacidad de maduración y evolución de nuestros alumnos lo que destaca del modelo de Skylab Coders.

¿Cómo lo hacemos?

El lema de la escuela es "Ad astra per aspera" (a las estrellas a través por el camino difícil). Algunas escuelas utiizan videos como sistema educativo o tardes con sesiones pautadas de ejercicios guiados por mentores. Ambas son económicamente más eficientes pero no consiguen dar a los alumnos una madurez suficiente para evolucionar en el sector.

A lo largo del curso queremos que nuestros alumnos se enfrenten una y mil veces a resolver por si solos los distintos problemas. El hecho de aprender de ingenieros de software y practicar con ejercicios menos pautados hace que interioricen los porqués, las conexiones y la manera más formal de plantear y escribir código. No queremos que solo sepan hacer aplicaciones web sino que entiendan los fundamentos del desarrollo de software.

Es importante trabajar constantemente el síndrome del lienzo en blanco. Cada uno de los ejercicios que utilizamos en el curso hace que nuestros alumnos empiecen desde cero e interioricen los porqués a base de perder el miedo a una pantalla vacía. Esta forma de aprendizaje es la que les permite aplicar soluciones creativas a los distintos problemas a los que se enfrentan en su entorno profesional.

La capa más formal se obtiene del trabajo de los profesores titulares, quienes enseñan a nuestros alumnos no solo a solucionar problemas sino a hacerlo de la forma que la industria moderna espera.

Comparar los datos correctos

Es por esa razón que periódicamente publicamos información sobre el porcentaje de colocación de nuestros alumnos, sus primeros sueldos medios y la evolución de su remuneración en los primeros años de su carrera como desarrolladores de software. 

Es en la evolución salarial y las opiniones de la industria sobre nuestros alumnos donde se pueden ver las diferencias entre los distintos modelos educativos que alberga el paraguas de los coding bootcamps.